La justicia: mandato de Dios

Pocos valores están tan enraizados en la tradición cristiana como la justicia. A ella se refieren constantemente los profetas del Antiguo Testamento, tanto al exigir un comportamiento leal ante la comunidad, como al señalar la necesidad de que ésta goce de un orden armonioso, que provea, sobre todo a los más desvalidos, de lo necesario para vivir. Jesús en los Evangelios vincula la idea de justicia más estrechamente a la relación con Dios. Ser justo es hacer la voluntad de Dios, lo que implica la construcción de una sociedad nueva, estructurada por el amor. Por su parte, los Padres de la Iglesia, los teólogos que siguiendo el camino de los discípulos dieron forma a la doctrina cristiana, incluyen en toda relación justa con Dios la preocupación del creyente por la satisfacción equilibrada de las necesidades vitales de todos.

En los siglos posteriores, las implicancias sociales de la justicia cristiana se vieron sin embargo atenuadas por un pensamiento moral concentrado en una compresión intimista de la justicia, es decir, en la idea de que el valor de la justicia era relevante solo para relación entre individuos, o en todo caso, desde una visión más formalista, para la mera relación del individuo con la ley. Será recién en el siglo XX, siglo marcado por una conciencia más clara de las grandes injusticias instaladas en las estructuras de la sociedad, que la teología moral recuperará la conciencia de la dimensión comunitaria de la justicia y de su íntima vinculación con la fe. Muestra de ello es la insistencia de Juan XXIII, el Papa que convocó al Concilio Vaticano II, en la justicia y la equidad en la vida cristiana (Encíclica Mater et Magistra).

La idea de justicia, tanto en el ámbito civil como en el religioso, ha adquirido pues en la historia una variedad de matices. Pertenece sin embargo al corazón de la tradición cristiana la idea de que para nuestra fe no se trata de un valor secundario. La fidelidad del creyente a Dios, y con ello su fe misma, están condicionadas por la práctica de la justicia.

————————————-
Publicado en La República (19-08-16)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s