Los porqués de la Iglesia

La reciente publicación de la instrucción vaticana sobre la conservación de las cenizas de los difuntos ha despertado distintas reacciones en la opinión pública. No quisiera detenerme aquí en su contenido, me parece que la ocasión resulta oportuna para reflexionar también sobre la manera cómo la Iglesia llega a establecer este y otro tipo de normativas para la comunidad cristiana. Sigue leyendo

La justicia: mandato de Dios

Pocos valores están tan enraizados en la tradición cristiana como la justicia. A ella se refieren constantemente los profetas del Antiguo Testamento, tanto al exigir un comportamiento leal ante la comunidad, como al señalar la necesidad de que ésta goce de un orden armonioso, que provea, sobre todo a los más desvalidos, de lo necesario para vivir. Jesús en los Evangelios vincula la idea de justicia más estrechamente a la relación con Dios. Ser justo es hacer la voluntad de Dios, lo que implica la construcción de una sociedad nueva, estructurada por el amor. Por su parte, los Padres de la Iglesia, los teólogos que siguiendo el camino de los discípulos dieron forma a la doctrina cristiana, incluyen en toda relación justa con Dios la preocupación del creyente por la satisfacción equilibrada de las necesidades vitales de todos. Sigue leyendo

El recuerdo de Jesús

Transcurrida la Cuaresma, periodo de preparación espiritual que antecede a la Semana Santa, nos toca ahora disponernos a conmemorar los hechos que llevaron a Jesús a experimentar la muerte y la resurrección, y que contribuyeron decididamente a su reconocimiento como Cristo, el designado por Dios para anunciar la salvación de la humanidad. La Semana Santa trae, pues, a la memoria acontecimientos centrales de la fe cristiana, razón por la cual recibe gran relevancia en el cristianismo universal.

No se trata, sin embargo, de una mera conmemoración histórica. Hacer memoria, en sentido bíblico, supone permitir que el recuerdo de una experiencia de fe vivida en otro tiempo exprese algo a la vida presente del creyente. Y esto es lo que ocurre en nosotros cuando nos disponemos a acoger con toda su fuerza al recuerdo de la vida de Jesús. Hacer memoria de los hechos que marcaron su pasión y resurrección nos conduce no solo a conocer mejor al Jesús histórico, sino sobre todo a dejarnos interpelar por el recuerdo vivo de su vida y mensaje. De allí que celebremos la Semana Santa, fundamentalmente, con actos litúrgicos, porque es a través de la oración, personal y colectiva, que mejor podemos sintonizar con el Dios que se expresa en la persona de Jesús. Sigue leyendo

Cambiar o no cambiar

Cambiar de gustos, de opinión o de estilo de vida es parte de la experiencia de toda persona, tiene que ver ciertamente con nuestra gran vocación a la libertad. En distintos momentos de nuestras vidas, todos hemos descubierto aspectos de la realidad que no habíamos podido considerar antes y que luego nos llevaron a cambiar nuestros puntos de vista, cuando no a redireccionar nuestras decisiones. Como es natural, cada uno vive los cambios en su vida según su propio carácter, a veces con paz y seguridad, otras veces con temor y resignación. Lo problemático, en todo caso, es negarse a aceptar que el cambio es parte de nuestra condición humana. Sigue leyendo

Misericordia quiero

Una de las informaciones que más llamaron mi atención en este año que termina es la que se hace eco de un estudio relativamente reciente de la Universidad de California, según el cual las personas que practican alguna religión tienden a ser menos compasivas que las que no lo hacen. Aunque el estudio no se ocupaba de las causas de este fenómeno, la hipótesis de los investigadores era que las personas intensamente religiosas tendían a ser más severas por el hecho de estar habitadas por un fuerte sentido moral. Sigue leyendo

Una Iglesia de la escucha

Se viene desarrollando en Roma una nueva asamblea del Sínodo de los Obispos de la Iglesia Católica. El Sínodo es una institución establecida por el Papa Pablo VI para convocar de forma permanente a los obispos, con el objetivo de recibir de ellos información y consejo para el gobierno universal de la Iglesia. Como en su asamblea anterior, el Sínodo ha seguido abordando en esta oportunidad el tema de la familia. Ahora, si bien lo central está en el contenido de las discusiones doctrinales que han tenido lugar sobre la realidad familiar, la forma en que Francisco ha querido plantear estas últimas asambleas ha traído novedades que también conviene destacar pues tienen gran significación para la vida de la Iglesia. Sigue leyendo

La palabra oportuna

Se puede decir que en la sociedad de hoy existe cierto escepticismo frente a las palabras. Naturalmente, esto tiene que ver con el abuso que muchas veces hacemos de ellas, expresando lo que no sentimos, prometiendo lo que no vamos a cumplir, o gastándolas vanamente ante el cansancio de nuestros interlocutores. Este escepticismo no podría, sin embargo, conducirnos a un rechazo general de todo lo que escuchamos o leemos. Porque, cómo podríamos entendernos sin un mínimo aprecio por las palabras que recibimos, sin esa disposición natural que nos lleva a acoger cordialmente lo que el otro quiere decirnos. A pesar de nuestros justificados recelos permanece en nosotros la necesidad básica de confiar en lo que se nos dice. Sigue leyendo

Discernir

El surgimiento continuo de diferentes modos de vivir es un desafío importante para todos los que vivimos en sociedad. Cada uno de nosotros tiene hábitos y conductas que de alguna manera se resienten cuando vemos que otras personas conducen sus vidas de una forma distinta a la nuestra, lo que es en parte normal si tomamos en cuenta nuestra necesidad de vivir bajo criterios compartidos. Sin embargo, establecer estos criterios solo a partir de nuestras propias convicciones sería realmente injusto. El desafío está, primero, en asumir con honestidad la realidad de nuestra pluralidad y, segundo, en buscar adecuadamente los acuerdos que necesitemos para hacer posible una buena convivencia. Sigue leyendo

La beatitud de monseñor Romero

Óscar Arnulfo Romero Galdámez, arzobispo de San Salvador, celebraba la misa en un hospital de su diócesis cuando un escuadrón paramilitar irrumpió en el templo y acabó de un disparo con su vida. Con el asesinato de Romero aquel 24 de marzo de 1980 la guerra civil que se desataba en El Salvador producía una de sus escenas más desoladoras, y la Iglesia Católica pagaba uno de los precios más altos de los que ha debido pagar por su lucha contra la violencia en América Latina.

El Romero que se hizo cargo del arzobispado de San Salvador no tenía precisamente el perfil de un revolucionario; practicaba más bien una forma sencilla de piedad y, como lo haría hasta el final de sus días, guardaba una enorme lealtad a la jerarquía de la Iglesia. Pero el obispo Romero tenía, además, algo que podía pasar inadvertido y sin embargo iba a convertirle en el creyente y líder que fue: una profunda disposición para dejarse enseñar sobre los misterios divinos acercándose compasivamente a las realidades humanas. Ese era quizás el rasgo fundamental de su fe. Sigue leyendo

La Semana Santa en el Perú

base_image

El Perú es un país ancestralmente religioso. De allí que la Iglesia Católica descubriera en las culturas prehispánicas un terreno fértil para la edificación de una identidad religiosa común fundada en el Evangelio. No pocos misioneros hicieron entonces el esfuerzo por consolidar la tradición cristiana dejándola impregnarse de la religiosidad popular, marcada en nuestro país por sus raíces indígenas.

Una mirada a la religiosidad en el Perú de hoy muestra, asimismo, que la fe no solo es parte de nuestra herencia histórica, sino que sigue dinamizando la vida de la gran mayoría de peruanos. Esto se manifiesta con claridad en los momentos fundamentales de la vida como son el nacimiento, la constitución de una familia y la muerte; momentos vividos intensamente desde la fe cristiana. Pero existen otros espacios que, tanto en forma de actividades colectivas como de actos personales de piedad, permiten apreciar con mayor evidencia la vitalidad de la fe en el país. Este es el caso de la Semana Santa. Sigue leyendo