Ir a lo fundamental

Hace unas semanas comentaba en esta misma columna la importancia, ante el panorama electoral, de no dejarnos arrastrar ni por el pesimismo ni por la complacencia frente a proyectos políticos afectados por la corrupción o la ausencia de propuestas sólidas. Hoy, luego de la primera vuelta electoral, creo que nos toca afianzarnos en esta actitud, a riesgo de abandonarnos a un talante apático que solo contribuiría a una forma de gobernar desvinculada del interés general del país. En este contexto, dos consideraciones pueden ayudar a nuestro discernimiento. Sigue leyendo

El recuerdo de Jesús

Transcurrida la Cuaresma, periodo de preparación espiritual que antecede a la Semana Santa, nos toca ahora disponernos a conmemorar los hechos que llevaron a Jesús a experimentar la muerte y la resurrección, y que contribuyeron decididamente a su reconocimiento como Cristo, el designado por Dios para anunciar la salvación de la humanidad. La Semana Santa trae, pues, a la memoria acontecimientos centrales de la fe cristiana, razón por la cual recibe gran relevancia en el cristianismo universal.

No se trata, sin embargo, de una mera conmemoración histórica. Hacer memoria, en sentido bíblico, supone permitir que el recuerdo de una experiencia de fe vivida en otro tiempo exprese algo a la vida presente del creyente. Y esto es lo que ocurre en nosotros cuando nos disponemos a acoger con toda su fuerza al recuerdo de la vida de Jesús. Hacer memoria de los hechos que marcaron su pasión y resurrección nos conduce no solo a conocer mejor al Jesús histórico, sino sobre todo a dejarnos interpelar por el recuerdo vivo de su vida y mensaje. De allí que celebremos la Semana Santa, fundamentalmente, con actos litúrgicos, porque es a través de la oración, personal y colectiva, que mejor podemos sintonizar con el Dios que se expresa en la persona de Jesús. Sigue leyendo

Ni pesimismo ni complacencia

Con buena parte de los candidatos a la presidencia y al congreso señalados por actos de corrupción o surgidos de la improvisación la coyuntura electoral que vivimos pareciera empujarnos al pesimismo y a la resignación. Sin embargo, creo que no seríamos justos con el país ni con nosotros mismos si dejáramos de reconocer que, a pesar de nuestros retrocesos, el Perú ha crecido en un aspecto fundamental: su espacio de discusión y de participación política es cada vez más amplio y por ello hoy es capaz de acoger a una mayor pluralidad de peruanos. Esto es definitivamente bueno. Sigue leyendo

Cambiar o no cambiar

Cambiar de gustos, de opinión o de estilo de vida es parte de la experiencia de toda persona, tiene que ver ciertamente con nuestra gran vocación a la libertad. En distintos momentos de nuestras vidas, todos hemos descubierto aspectos de la realidad que no habíamos podido considerar antes y que luego nos llevaron a cambiar nuestros puntos de vista, cuando no a redireccionar nuestras decisiones. Como es natural, cada uno vive los cambios en su vida según su propio carácter, a veces con paz y seguridad, otras veces con temor y resignación. Lo problemático, en todo caso, es negarse a aceptar que el cambio es parte de nuestra condición humana. Sigue leyendo

Misericordia quiero

Una de las informaciones que más llamaron mi atención en este año que termina es la que se hace eco de un estudio relativamente reciente de la Universidad de California, según el cual las personas que practican alguna religión tienden a ser menos compasivas que las que no lo hacen. Aunque el estudio no se ocupaba de las causas de este fenómeno, la hipótesis de los investigadores era que las personas intensamente religiosas tendían a ser más severas por el hecho de estar habitadas por un fuerte sentido moral. Sigue leyendo

Una Iglesia de la escucha

Se viene desarrollando en Roma una nueva asamblea del Sínodo de los Obispos de la Iglesia Católica. El Sínodo es una institución establecida por el Papa Pablo VI para convocar de forma permanente a los obispos, con el objetivo de recibir de ellos información y consejo para el gobierno universal de la Iglesia. Como en su asamblea anterior, el Sínodo ha seguido abordando en esta oportunidad el tema de la familia. Ahora, si bien lo central está en el contenido de las discusiones doctrinales que han tenido lugar sobre la realidad familiar, la forma en que Francisco ha querido plantear estas últimas asambleas ha traído novedades que también conviene destacar pues tienen gran significación para la vida de la Iglesia. Sigue leyendo

La palabra oportuna

Se puede decir que en la sociedad de hoy existe cierto escepticismo frente a las palabras. Naturalmente, esto tiene que ver con el abuso que muchas veces hacemos de ellas, expresando lo que no sentimos, prometiendo lo que no vamos a cumplir, o gastándolas vanamente ante el cansancio de nuestros interlocutores. Este escepticismo no podría, sin embargo, conducirnos a un rechazo general de todo lo que escuchamos o leemos. Porque, cómo podríamos entendernos sin un mínimo aprecio por las palabras que recibimos, sin esa disposición natural que nos lleva a acoger cordialmente lo que el otro quiere decirnos. A pesar de nuestros justificados recelos permanece en nosotros la necesidad básica de confiar en lo que se nos dice. Sigue leyendo