La política, una misión

En el Perú de hoy la actividad política está enormemente desprestigiada. Se trata, en verdad, de una percepción un poco injusta, puesto que en el país hay numerosos dirigentes que, aunque no tengan mayor espacio en los medios de comunicación, con empeño y honradez contribuyen al desarrollo de sus comunidades. Sin embargo, qué duda cabe de que la corrupción de muchos de nuestros políticos, así como su indiferencia ante las necesidades de la población, han socavado enormemente la confianza en la actividad política. No sorprende entonces que muchas personas honestas y talentosas prefieran abstenerse de toda participación en la política nacional. Sigue leyendo

Cumplir la ley

Los peruanos tenemos una relación difícil con las leyes. Reconocemos su importancia para el progreso de la sociedad, y sin embargo es evidente que ellas, por sí mismas, no logran inducirnos a su cumplimiento masivo. Es verdad que sabemos de leyes al servicio de intereses individuales, o incluso de leyes absurdas, aprobadas sin el mínimo análisis de su conveniencia. Sin embargo, mal que bien, hemos logrado construir un ordenamiento jurídico que si se respetara nos conduciría seguramente a una mejor convivencia. ¿Por qué las normas influyen tan poco en nuestra conducta? Sigue leyendo

Discernir

El surgimiento continuo de diferentes modos de vivir es un desafío importante para todos los que vivimos en sociedad. Cada uno de nosotros tiene hábitos y conductas que de alguna manera se resienten cuando vemos que otras personas conducen sus vidas de una forma distinta a la nuestra, lo que es en parte normal si tomamos en cuenta nuestra necesidad de vivir bajo criterios compartidos. Sin embargo, establecer estos criterios solo a partir de nuestras propias convicciones sería realmente injusto. El desafío está, primero, en asumir con honestidad la realidad de nuestra pluralidad y, segundo, en buscar adecuadamente los acuerdos que necesitemos para hacer posible una buena convivencia. Sigue leyendo

Tendiendo Puentes

Un puente es una estructura que sirve para vincular dos puntos distantes que de otra forma quedarían incomunicados. Los puentes son por ello fundamentales para el encuentro entre personas, para la vida económica y para la integración cultural en un territorio. Desde el tiempo de los romanos esta idea de puente ha sido incorporada de forma simbólica al lenguaje religioso, de manera que hoy, siguiendo la tradición cristiana, llamamos “Pontífice” al Papa. Es decir, nos referimos a él como aquel que construye puentes; puentes entre Dios y los seres humanos, puentes entre culturas distintas, puentes entre sensibilidades diferentes. Sigue leyendo

La beatitud de monseñor Romero

Óscar Arnulfo Romero Galdámez, arzobispo de San Salvador, celebraba la misa en un hospital de su diócesis cuando un escuadrón paramilitar irrumpió en el templo y acabó de un disparo con su vida. Con el asesinato de Romero aquel 24 de marzo de 1980 la guerra civil que se desataba en El Salvador producía una de sus escenas más desoladoras, y la Iglesia Católica pagaba uno de los precios más altos de los que ha debido pagar por su lucha contra la violencia en América Latina.

El Romero que se hizo cargo del arzobispado de San Salvador no tenía precisamente el perfil de un revolucionario; practicaba más bien una forma sencilla de piedad y, como lo haría hasta el final de sus días, guardaba una enorme lealtad a la jerarquía de la Iglesia. Pero el obispo Romero tenía, además, algo que podía pasar inadvertido y sin embargo iba a convertirle en el creyente y líder que fue: una profunda disposición para dejarse enseñar sobre los misterios divinos acercándose compasivamente a las realidades humanas. Ese era quizás el rasgo fundamental de su fe. Sigue leyendo

La Semana Santa en el Perú

base_image

El Perú es un país ancestralmente religioso. De allí que la Iglesia Católica descubriera en las culturas prehispánicas un terreno fértil para la edificación de una identidad religiosa común fundada en el Evangelio. No pocos misioneros hicieron entonces el esfuerzo por consolidar la tradición cristiana dejándola impregnarse de la religiosidad popular, marcada en nuestro país por sus raíces indígenas.

Una mirada a la religiosidad en el Perú de hoy muestra, asimismo, que la fe no solo es parte de nuestra herencia histórica, sino que sigue dinamizando la vida de la gran mayoría de peruanos. Esto se manifiesta con claridad en los momentos fundamentales de la vida como son el nacimiento, la constitución de una familia y la muerte; momentos vividos intensamente desde la fe cristiana. Pero existen otros espacios que, tanto en forma de actividades colectivas como de actos personales de piedad, permiten apreciar con mayor evidencia la vitalidad de la fe en el país. Este es el caso de la Semana Santa. Sigue leyendo