sobre pc

Religión y política en una sociedad plural

En una sociedad que aspira a ser democrática todo ciudadano está invitado a expresar su opinión sobre los asuntos públicos; y en el Perú de hoy los medios dan cuenta de cómo se ejerce este derecho. Además de los periodistas y de los responsables de la administración pública, ahí están nuestros escritores, cineastas, conductores de radio y televisión, y por supuesto los personajes de la farándula, todos prestos a decir su palabra sobre los avatares de nuestra escena política. Y en realidad, si todo ciudadano vive adoptando posturas políticas, ¿por qué privarse de utilizar los micrófonos, las cámaras, los libros, las películas, mi programa de televisión o mi blog, para expresar un punto de vista político? Sin duda, hoy las opiniones sobre lo público son mucho más plurales que hace algunas décadas.

A pesar de la pobreza formativa que evidencian muchas de estas nuevas voces, me parece positivo que nos estemos convenciendo de que lo público no es solo un asunto de “políticos” y de periodistas, sino que concierne la vida real de todo ciudadano. Pero además tengo la impresión de que el tono doméstico de estos discursos revela otro detalle. Estas voces -más allá de las consagradas al puro exhibicionismo- podrían estar trasladando a los medios la manera real de los ciudadanos de enfocar los asuntos políticos. Es decir, hoy los medios permiten opinar sobre lo político sin ocultar la vinculación permanente que todo ciudadano hace entre sus prácticas políticas y las demás esferas fundamentales de la vida humana: prácticas morales, estéticas, espirituales. Hoy observamos una necesidad de pronunciarse sobre lo político desde la subjetividad de cada blogger, showman o artista, que bien podría representar una forma de respuesta al fracaso de los discursos “tecnócratas” sobre la vida política, los que abstraídos del diálogo con nuestras necesidades más vitales pretenden construir la vida ciudadana a base de piletas y cemento. La pluralidad de voces del debate político nos recuerda que todos opinamos desde un punto de vista condicionado por todas las esferas de la vida, sin por ello tener que renunciar ni al deber de honrar la verdad ni al respeto del orden democrático.

Por ello sorprende que cuando el debate público gana en democratización y de cierta manera en humanización, hoy, al opinar sobre política, a ninguna otra esfera de la vida se aplica tanto el viejo refrán de “zapatero a tus zapatos” que a la esfera religiosa. Es decir, de un debate sobre lo público donde el elemento interpretativo era casi exclusivamente el religioso, hoy estaríamos pasando a un debate en el cual toda opinión vinculada a una experiencia religiosa resulta “políticamente incorrecta”. Allí tenemos que reconocer que muchos, creyentes y no creyentes, seguimos anclados en el conflicto decimonónico entre una visión de la doctrina cristiana como único referente para la vida pública y una visión de lo público como un espacio desprovisto de toda interpretación subjetiva, sobre todo si es del orden espiritual. Estas creencias, en un país democrático como el Perú, y donde la religión está tan arraigada, son molinos de viento que no permiten establecer un dialogo realmente plural en favor de la humanización de nuestra sociedad.

La búsqueda de este diálogo honesto entre fe y política se encuentra, pues, a la base de este nuevo espacio. “Políticamente creyente” quiere ser un pequeño aporte al debate público en nuestro país. Les agradezco por la lectura y eventualmente por sus aportes.

Anuncios

Un pensamiento en “sobre pc

  1. La complexité des problèmes que nous affrontons et la richesse des possibilités offertes demandent que nous bâtissions des ponts entre riches et pauvres, établissant des liens de soutien mutuel entre ceux qui détiennent le pouvoir politique et ceux qui ont du mal à faire connaitre leur intérêts.
    * CG35: Décret 3, Défis pour notre mission aujourd’hui. Envoyés aux frontières.
    Félicitation Deyvi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s