La justicia: mandato de Dios

Pocos valores están tan enraizados en la tradición cristiana como la justicia. A ella se refieren constantemente los profetas del Antiguo Testamento, tanto al exigir un comportamiento leal ante la comunidad, como al señalar la necesidad de que ésta goce de un orden armonioso, que provea, sobre todo a los más desvalidos, de lo necesario para vivir. Jesús en los Evangelios vincula la idea de justicia más estrechamente a la relación con Dios. Ser justo es hacer la voluntad de Dios, lo que implica la construcción de una sociedad nueva, estructurada por el amor. Por su parte, los Padres de la Iglesia, los teólogos que siguiendo el camino de los discípulos dieron forma a la doctrina cristiana, incluyen en toda relación justa con Dios la preocupación del creyente por la satisfacción equilibrada de las necesidades vitales de todos. Sigue leyendo

Benedicto XVI: hacer lo que tenemos que hacer

benedictoXVI

En la obra El divino impaciente, el español José María Pemán atribuye a san Ignacio de Loyola la frase: “no hay virtud más eminente que el hacer sencillamente lo que tenemos que hacer“. Esto es a mi juicio lo que Benedicto XVI ha tenido el coraje de hacer al renunciar al papado, a partir de su propia e inalienable conciencia cristiana.

En la moral cristiana la pregunta por aquello que una persona debe hacer ante una situación determinada se remonta al diálogo entre fe y razón en el terreno de la conciencia personal. Si la experiencia cristiana tiene como fundamento el encuentro con la Palabra de Dios, que, como acto de comunicación, descansa sobre seres humanos autónomos, el ideal del proceder cristiano consiste entonces en la apropiación del Evangelio experimentada por una persona consciente de sí misma y de su historia, en definitiva, por una persona atenta a su propia conciencia. Sigue leyendo

La Universidad Católica y un debate postergado

Difícil mantenerse al margen de la controversia que sostienen las autoridades del Arzobispado de Lima y de la Pontificia Universidad Católica del Perú por la conducción económica y académica de la Universidad. Basta observar que son los dos principales diarios del país los portavoces de los argumentos de ambas instituciones. Sin embargo, es posible que la abundancia de información que circula en los medios tienda más a confundir que a orientar la opinión de mucha gente, especialmente la de aquella que reconociéndose católica contempla con dolor este conflicto que alguien ha calificado como una “guerra fratricida”.

Comparto la opinión de que el debate de fondo en esta controversia legal, y luego mediática, no es de naturaleza jurídica ni realmente económica. Se trata de un diferendo con grandes rasgos ideológicos que, a decir verdad, está presente en el seno de la Iglesia desde hace ya varias décadas, y que en el Perú, a falta de espacios de diálogo, ha terminado expresándose en esta disputa institucional. Si bien el conflicto se activa en el Poder Judicial -en lo relacionado a los bienes de la Universidad- y se agudiza luego con un comunicado vaticano cuestionado recientemente por la PUCP –en lo que toca al Estatuto de la Universidad-, es importante destacar que detrás de la polémica hay dos lecturas diferentes de la identidad cristiana y de la vida de la Iglesia que hace falta discernir para poder comprender con justeza. Las conclusiones y atribuciones apresuradas han venido y seguirán produciendo solo caricaturas de lo que es un debate de fondo en el catolicismo, al que el mundo universitario católico no está ajeno. Sigue leyendo

El Padre Arana en la Berlinale

El documental “Operación Diablo”, que narra la participación del sacerdote diocesano Marco Arana en el conflicto desarrollado en el Nororiente peruano entre campesinos y empresas mineras, ha sido premiado en el Festival de Cine de Berlín. La edición 2011 del festival alemán concedió al documental el Premio Internacional de Película Sobre Derechos Humanos, otorgado por la fundación alemana Cinema for Peace (Cine por la Paz). Aquí el trailer:

¿El Señor de los Milagros tiene derecho a una ley?

Como es de dominio público el gobierno ha promulgado una ley que declara al Señor de los Milagros patrono de la “espiritualidad religiosa católica del Perú”. No quisiera detenerme en los argumentos jurídicos o políticos que muestran el despropósito de esta iniciativa surgida en el Congreso. Basta decir, como se viene señalando, que el contenido de la ley está en abierta contradicción con el carácter no confesional del Estado, garantizado por nuestra Constitución. Quisiera más bien observar la pertinencia de una ley de esta naturaleza desde un punto de vista teológico, es decir, desde la disciplina que tiene la tarea de expresar los valores fundamentales de la fe cristiana. Sigue leyendo

Para informarnos sobre los abusos sexuales en la Iglesia: algunas referencias

Las denuncias de los abusos sexuales realizados por miembros del clero católico contra menores de edad han dado la vuelta al mundo, y han provocado una gran indignación dentro y fuera de la Iglesia. Ante la veracidad de muchas de estas acusaciones, ser coherente con el mensaje cristiano es poner delante la caridad con los desfavorecidos y promover una auténtica conversión; lo que significa acompañar a las víctimas en sus necesidades y en su deseo de justicia. Difícil es reconocerse en los discursos que comienzan a circular para “defender a la Iglesia”, porque sugieren una ambigüedad que alimentaría una actitud negadora de lo ocurrido. Es cierto, sería injusto decir que estos graves delitos tornan ilegítima la autoridad moral y espiritual de la Iglesia en su conjunto. Tampoco es justo dejar de reconocer que hay correctivos que ya se han puesto en marcha. No siempre es fácil discernir la dinámica propia de una institución religiosa y planetaria. Pero todo lo ocurrido debe ser objeto de una profunda reflexión, cuyo principal signo de credibilidad será la reforma de la manera global como la Iglesia ha manejado este tipo de conflictos. Sigue leyendo