La política, una misión

En el Perú de hoy la actividad política está enormemente desprestigiada. Se trata, en verdad, de una percepción un poco injusta, puesto que en el país hay numerosos dirigentes que, aunque no tengan mayor espacio en los medios de comunicación, con empeño y honradez contribuyen al desarrollo de sus comunidades. Sin embargo, qué duda cabe de que la corrupción de muchos de nuestros políticos, así como su indiferencia ante las necesidades de la población, han socavado enormemente la confianza en la actividad política. No sorprende entonces que muchas personas honestas y talentosas prefieran abstenerse de toda participación en la política nacional. Sigue leyendo

Anuncios