Para informarnos sobre los abusos sexuales en la Iglesia: algunas referencias

Las denuncias de los abusos sexuales realizados por miembros del clero católico contra menores de edad han dado la vuelta al mundo, y han provocado una gran indignación dentro y fuera de la Iglesia. Ante la veracidad de muchas de estas acusaciones, ser coherente con el mensaje cristiano es poner delante la caridad con los desfavorecidos y promover una auténtica conversión; lo que significa acompañar a las víctimas en sus necesidades y en su deseo de justicia. Difícil es reconocerse en los discursos que comienzan a circular para “defender a la Iglesia”, porque sugieren una ambigüedad que alimentaría una actitud negadora de lo ocurrido. Es cierto, sería injusto decir que estos graves delitos tornan ilegítima la autoridad moral y espiritual de la Iglesia en su conjunto. Tampoco es justo dejar de reconocer que hay correctivos que ya se han puesto en marcha. No siempre es fácil discernir la dinámica propia de una institución religiosa y planetaria. Pero todo lo ocurrido debe ser objeto de una profunda reflexión, cuyo principal signo de credibilidad será la reforma de la manera global como la Iglesia ha manejado este tipo de conflictos. Sigue leyendo